Las puntas abiertas son parecidas al vello corporal. No importa todo el esfuerzo que hagas por eliminarlos, siempre te vas a encontrar dos que tres (o varias más en mi caso) por ahí.

La noticia triste: una vez que las tienes, llegaron para quedarse. Todavía no existe (pero guardo la esperanza) una manera, producto o remedio que efectivamente “las vuelva a pegar”, así que lo único que nos queda es cuidar y prevenir que no se abran y salgan más, hasta la próxima vez que vayas a tu cita de corte.

La buena noticia es que prevenir y cuidar la orzuela es mucho más fácil de lo que parece. Te dejo estos tips que a mí me han hecho toda la diferencia:

IMG_2059

Lava sólo la raíz. Había escuchado veinte veces este consejo, pero nunca lo había valorado hasta que lo puse en práctica.
Lo que hago es evitar poner el shampoo y empezar a tallar como si mi cabeza fuera un par de audífonos enredados. En cambio, trato de dar ligeros masajes circulares sólo en el cráneo, sin tallar el largo como si fuera la esquina de un trapo sucio. Al enjuagar dejo que la espuma corra hasta las puntas y listo.

Usa el acondicionador para desenredar.- mi pelo no se cansa de recibir hidratación, así que aplicar algún tipo de tratamiento intensivo o acondicionador es básico cada vez que me lo lavo. Ahora lo que hago es irlo poniendo en secciones y tratar de deshacer con las manos y ¡con cuidado! los nudos que voy sintiendo. Esto me hace toda la diferencia y aparte siento que el acondicionador se adhiere mejor.

Protégelo antes de tocarlo.- saliéndome de bañar, antes de empezar a desenredarme el pelo, pongo alguna cremita para peinar, acondicionador sin enjuague o aceite hidratante que se absorba unos minutos antes de brincar con el cepillo. El pelo mojado está en su estado más débil, así que manipularlo con fuerza sin protegerlo es de lo que más lo puede dañar.

Adiós cepillo, hola peine de dientes anchos.- si se dan cuenta, el cuidado empieza desde la primera lavada, y todo es para evitar que el pelo se enrede, se reseque y consecuentemente se rompa. Trata de cambiar el cepillo por un peine de dientes anchos que es mucho menos agresivo y jala menos el pelo. Tomo secciones y voy peinando poco a poco, en vez de jalonear y sacar una bola de pelos del tamaño de mi puño como antes.

Usa peinados que protejan y eviten la fricción.– fuera de los remedios que todos nos aconsejan evitar: pintar el pelo, usar secadoras, planchas o amarrarlo mojado; el “roce diario” es una de las cosas que más causa fricción y orzuela. Entiendo que todos tenemos una vida ocupada y no podemos pasar la semana cuidando la fricción del cabello. Pero si tu agenda te lo permite, trata de darle unos días de descanso (el domingo ¿tal vez?). No lo laves, haz un chongo lindo que tenga un look sin esfuerzo o una trenza padre con algún accesorio y olvídate de tu pelo en todo el día. Créeme que no tocarlo, peinarlo, jalarlo y cepillarlo de vez en cuando, es lo mejor y más cómodo que puedes hacer.

 

Quiero lograr que mis chinos crezcan más allá de los hombros ¿Alguna recomendación?

0
(Visited 37 times, 1 visits today)